sábado, 14 de agosto de 2010

David Fincher descarta a Carey Mulligan por demasiado formal

David Fincher descarta a Carey Mulligan por demasiado formalLisbeth Salander es medio autista, sexualmente ambigua y un lince para infiltrarse en cualquier red informática. Pero sobre todo es tan simpática como un escorpión. Por eso el cineasta David Fincher ha debido de pensar que la angelical Carey Mulligan (An education) no podría interpretarla con convicción en la adaptación cinematográfica estadounidense de Millennium, la exitosa trilogía de novelas del difunto periodista sueco Stieg Larsson.

Al director de Zodiac le ha parecido que la inglesa es demasiado formal para dar vida a la arisca Salander. El que sí está confirmado es Daniel Craig, que será el reportero Mikael Blomkvist. El reparto se podría completar con Stellan Skarsgård (Ángeles y demonios), como el rico heredero Martin Vanger, y Robin Wright (La sombra del poder), como la editora y compañera de Blomkvist Erika Berger. Ambos negocian su participación.

Las quinielas sobre quién será la indómita hacker ya se han disparado. La elección de Mulligan parecía confirmada hace unos meses pero se ha quedado en nada. "Puedo acallar ese rumor de una vez por todas. No voy a ser yo [la elegida]", ha declarado la actriz británica a la revista Entertainment Weekly. Mulligan no impresionó demasiado a Fincher en la audición para el casting, según el Mail on Sunday. Le pareció demasiado "modosa", según el rotativo británico. "Pero estoy ansiosa por ver la película. Me encantan los libros y creo que será estupenda", ha añadido la intérprete, que había confesado su fascinación por el personaje. Ahora vuelven a sonar con fuerza los nombres de Ellen Page (Juno) y Kristen Stewart (Crepúsculo), aunque Fincher podría decantarse por una desconocida, o casi, como Emily Browning (Una serie de catastróficas desdichas), Rooney Mara (Pesadilla en Elm Street (El origen), Léa Seydoux (Malditos bastardos) o Mia Wasikowska (Alicia).

No un 'remake' sino un reinicio de la saga

Para cualquiera de ellas será un reto, y no sólo por la dificultad de contentar a los seguidores de la saga, que ha vendido 6 millones de copias en Estados Unidos y 35 en todo el mundo. Sino porque existe un precedente muy digno: Noomi Rapace, que recreó una Salander letal en la trilogía fílmica dirigida por Niels Arden Oplev, estrenada el año pasado (cuyas dos primeras entregas han recaudado 120 millones de euros en todo el mundo). Una interpretación tan convincente -y reciente- que ha llevado a muchos aficionados a preguntarse en la red sobre la necesidad de una nueva versión Con todo, se ha anunciado que no será estrictamente un remake sino un reboot (reinicio) de la saga, comenzando con una versión completamente nueva del primer libro, Los hombres que no amaban a las mujeres, en la que el patriarca del adinerado clan Vanger encarga al reportero Blomkvist y a la hacker Salander que investiguen la misteriosa desaparición de su sobrina hace 40 años.

De momento la mayor baza de la cinta es el propio director. Fincher se ha licenciado con honores en thrillers oscuros, tras Seven y Zodiac. Firma el guión Steven Zaillian (Todos los hombres del rey), con Scott Rudin (Revolutionary road) como productor. El rodaje se desarrollará entre Estocolmo y Estados Unidos. El estreno de la primera entrega está previsto para diciembre de 2011.

ABEL GRAU | ELPAIS.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario